El Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo Pelegrina, en los Diálogos sobre Sevilla de CEU Andalucía

DSC_6314SEVILLA (2018.05.16) La sede de CEU Andalucía en Sevilla acogió una nueva sesión de los ‘Diálogos sobre Sevilla’ organizada por la Fundación San Pablo Andalucía CEU, que en esta ocasión contó con la participación del Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina. Le acompañaron el Director General de CEU Andalucía, Juan Carlos Hernández Buades y el director de Relaciones Institucionales y Comunicación de CEU Andalucía, Enrique Belloso Pérez, así como el Delegado de Medios de Comunicación de la Archidiócesis de Sevilla, Adrián Ríos.

Mons. Asenjo Pelegrina participó en un desayuno informativo con los medios de comunicación de CEU Andalucía, compartiendo su experiencia como Arzobispo de Sevilla, una provincia donde el 97 % de sus casi dos millones de habitantes están bautizados, abordando diversas cuestiones de actualidad que afectan a la Archidiócesis, así como, el escenario actual político, económico y social, y sus principales retos.

DSC_6326Sus primeras palabras fueron para resaltar que se siente orgulloso de la Archidiócesis de Sevilla, subrayando que está muy agusto en ella. Una Iglesia que hunde sus raíces en los tiempos apostólicos, con casi dos mil años de historia. Habló de sus antecesores en la sede hispalense, más de un centenar a lo largo de los siglos, destacando los santos Leandro e Isidoro de Sevilla y el más reciente Beato Marcelo Spínola, que representan páginas esenciales de su historia. Una sede restaurada en 1248 por el Rey San Fernando, cuyas reliquias se veneran en la Catedral de Sevilla. Destacando también el papel de esta Iglesia en la evangelización de América Latina.

Centró su intervención en torno a tres grandes ejes: la Iglesia en Sevilla, la conservación del patrimonio y el compromiso de los cristianos con el sostenimiento de la Iglesia. Profundizó también en otras cuestiones, respondiendo al interés de los periodistas, como el impulso a la formación del laicado, su apuesta por la familia y los jóvenes, la acción social… Trató también cuestiones de actualidad entrando a comentar cuestiones relativas a la situación de Cataluña, la disolución de ETA y el papel de la Iglesia Vasca, los cristianos perseguidos, las diversas situaciones que se suscitan en el ámbito de los conflictos armados a nivel internacional… Finalmente comentó algunas cuestiones referidas a la importancia de la piedad popular, así como, la conmemoración del 25ª aniversario de la visita del Papa Juan Pablo II.

DSC_6354

Realidad pastoral

En los últimos años, Mons. Asenjo Pelegrina ha realizado una importante promoción de la familia, los jóvenes y el compromiso del laicado en la sociedad, con una especial preocupación por la formación. En cifras destacó una bajada de los bautizos, que desde 2014 han caído en más de 22 %, y los matrimonios en un 23%, si bien han aumentado notablemente el número de personas confirmadas, alcanzando las 26.476 en 2017, subiendo casi un 500% desde 2014. Mons. Asenjo apuntó como un signo muy importante el catecumenado de adultos, gracias a los procesos de iniciación cristiana, como la confirmación, que estimó puede ser un punto de partida muy importante para muchas personas en su vida cristiana.

De su experiencia como Arzobispo y de los proyectos promovidos en estos últimos años se refirió al impulso del seminario. Quiso destacar muy especialmente el número de seminaristas, “en torno a 80″. Indicó el “ambiente excelente, de estudio y piedad” y compartió la buena noticia de las próximas ordenaciones que tendrán lugar en este final de curso. Felicitó al claustro de profesores que conforman el Centro de Estudios Teológicos “el primero, fuera de Madrid, con mayor número de doctores en las diferentes materias”, con una cada vez mayor presencia de la mujer. Asimismo, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas cuenta con 335 alumnos.

DSC_6403

Rehabilitación y conservación del patrimonio

En su intervención, Mons. Asenjo subrayó la importante tarea de conservación del patrimonio que lleva a cabo la Archidiócesis, invirtiendo en torno a seis millones de euros en conversación de templos y construcción de nuevas parroquias, si bien lamentó “la nula ayuda recibida en estos últimos ocho años por parte de las Administraciones Públicas”. Destacó especialmente la riqueza y variedad del patrimonio cultural de la Archidiócesis “de lo mejor de España, de todos los estilos, menos el románico, destacando el gótico, así como, el renacimiento y el barroco que saltó ampliamente a América”.

Destacó también el buen desarrollo de las obras de Santa Catalina y manifestó su deseo de que pueda estar abierto al culto en los primeros meses de 2019. Señalando que su capilla sacramental es una joya artística de Andalucía e informando que el templo tiene una cripta practicable que contiene restos romanos y visigodos. Sobre la Catedral comentó su buena conservación y su importancia para la Archidiócesis a nivel económico y a nivel pastoral. Asimismo, puso de manifiesto su interés en “impulsar la nueva evangelización a través del patrimonio”.

Mons. Asenjo defendió que pese al debate público suscitado en torno al estado de conservación de los conventos sevillanos, éstos en su gran mayoría están debidamente conservados, subrayando que cuatro o cinco presentan una “mala situación”, entre ellos los de San Leandro, Santa Inés y Madre de Dios. Recordó también que la Archidiócesis de Sevilla no es su titular sino que su propiedad corresponde a las diferentes órdenes religiosas. Aseguró que la Iglesia en Sevilla en solitario no puede hacerse cargo de su restauración integral, más allá de prestar servicio de asesoramiento técnico y jurídico.

En la actualidad la Archidiócesis cuenta con 37 conventos de clausura, atendiendo a los dos que se cerraron hace unos años en Écija, que se ha cedido su uso a una congregación femenina, y en El Arahal, para uso social como centro de día a una congregación masculina. Manifestó Mons. Asenjo que le han llegado a proponer la creación de una fundación para la rehabilitación y conservación de estos conventos sevillanos, en la que además de la Archidiócesis, estarían el Ayuntamiento de Sevilla y otras importantes instituciones sevillanas. En este sentido, afirmó que “la Archidiócesis de Sevilla está dispuesta a impulsar la rehabilitación de los conventos si las administraciones y demás entidades se brindan a colaborar en la tarea”.

DSC_6391

 Ayudar a la Iglesia en sus necesidades, la X en la declaración de la Renta.

El Arzobispo de Sevilla en su diálogo con los periodistas se refirió al compromiso que deben mantener los cristianos en su declaración anual de la Renta, manifestando los buenos datos del pasado curso, “en el que más de 310.000 sevillanos marcaron la X en su declaración tributaria, siendo uno de los más altos a nivel nacional”. Por ello, Mons. Asenjo animó a que se marque la X en la casilla de la Iglesia para destinar el 0,7 % de los impuestos a los fines eclesiales, ayundando a cumplir la misión pastoral y evangelizadora, el servicio a los pobres y a las personas que viven en soledad y a conservar el patrimonio artístico y cultural. Un 42% de los sevillanos pusieron la X, un 2.4% menos que el año anterior, que Mons. Asenjo encuadró en la evolución experimentada por prácticamente todas las diócesis de España. Recomendó también la posibilidad marcar simultáneamente la casilla destinada a otras ONGs y fines sociales.

El Arzobispo de Sevilla recordó que “presentar la declaración de la Renta en conciencia y con veracidad es obligación de todo ciudadano, además de un deber religioso para los cristianos”. En este sentido, las cifras son positivas, asignándosele en torno a 9,5 millones de euros, de los que la mitad se comparten solidariamente con las diócesis más necesitadas como Teruel, Soria, Barbastro…

 Evolución de la situación económica

Valoró la situación económica actual, aportando algunos datos de los barrios más deprimidos de ciudad, y asegurando que “tenemos todavía numerosas carencias y problemas por resolver a los que la labor de la Iglesia hace frente con un compromiso excepcional”. Indicando que a pesar de que los datos macroeconómicos sean positivos, los microeconómicos todavía tienen mucho que mejorar. Subrayó que hoy día tener trabajo no es suficiente motivo para salir de la pobreza. Se mostró orgulloso de la respuesta que los distintos organismos eclesiales ante la crisis: Cáritas, Congregaciones religiosas, Hermandades… Resaltando alguno de los proyectos que han surgido para contrarrestar los efectos de la crisis y son ya una realidad como el Centro diocesano de Empleo, o el proyecto Bioalverde de Cáritas.

Se felicita del aumento del turismo en Sevilla y la disponibilidad de la Archidiócesis a seguir colaborando con las autoridades públicas, otras instituciones y empresas en apostar por un turismo cultural, insistiendo de la necesidad que la Iglesia siga trabajando en evangelizar a través del arte y de la belleza.

DSC_6373

El valor moral de la unidad de España

El arzobispo de Sevilla manifestó respecto a la situación en Cataluña debido a su proyecto independentista, que el deber religioso “obliga a querer a la patria y a rezar por ella” y defendió también que “la unidad de España es un valor moral que nadie tiene derecho a despreciar o destruir”, indicando que “no se adivina un panorama despejado a corto plazo”.

Subrayó también Mons. Asenjo que los obispos catalanes “viven en una situación muy delicada y se tienen que mover en una situación muy difícil como pastores de todos los fieles, más allá de la ideología política de estos”.

Sobre la reciente declaración de los obispos de Navarra, País Vasco y Bayona, que pedía perdón por sus “complicidades, ambigüedades y omisiones” en relación a ETA, resaltó que los obispos del País Vasco son jóvenes y no lo vivieron como obispos. Éstos han querido con la declaración contribuir a la paz y la concordia, indicando que “ellos tienen la esperanza de que la división de la sociedad pueda superarse”.

 Cuestiones de futuro

Mons. Asenjo valoró asimismo durante el encuentro con los periodistas otros temas de interés, como la reciente ley autonómica de LGTBI, en vigor desde febrero de 2018. Indicó que es adecuado que “la ley defienda a estas personas, siendo necesario protegerlas como hijos de Dios”, sin embargo “la Ley consagra la ideología de género”. El Arzobispo de Sevilla se remitió a la reciente declaración de los Obispos del Sur sobre la ley e indicó que volverán a abordarla en su próxima reunión.

Sobre la eutanasia indicó “que no es ninguna solución” manifestando su valoración moral negativa “pues sólo Dios es dueño de nuestra vida”, e insistiendo que el papel de los médicos es “sanar y curar” y que ya existen medios suficientes para paliar el dolor.

En clave internacional, esbozó una breve radiografía del panorama de los conflictos internacionales, indicando el difícil momento por el pasa Tierra Santa y la situación de los palestinos. Respecto a la situación de los cristianos perseguidos, mostró su deseo de que “cesen las masacres” como la última en Indonesia. Destacando que el cristianismo es la religión más perseguida de la historia y que, en la actualidad, hay más persecución que en los primeros tiempos del cristianismo.

DSC_6383

 El Corpus Christi y el valor de la piedad popular

El Arzobispo de Sevilla manifestó su opinión respecto a la celebración del Corpus Christi, después de que el año pasado considerase sobreabundante la representación de cofradías y hermandades en la procesión. Insistió en que el Corpus “es una procesión eminentemente eucarística” y el modelo del cortejo sevillano “resta protagonismo al Santísimo”. En ese sentido, ha abogado por una procesión de Corpus “más fervorosa” donde las representaciones de las hermandades y asociaciones sean “más austeras, con tres, cuatro o cinco miembros”. No obstante, manifestó su “respeto” por el modelo de Corpus heredado, pidiendo “que el Santísimo ocupe el lugar que le corresponde en esta procesión eminentemente eucarística”.

Sobre la peregrinación al Rocío, el Arzobispo de Sevilla explicó que “el Rocío es a la Pascua lo que las Hermandades de Penitencia a la Semana Santa”. Insistió que es una tradición de piedad popular en la que “hay mucho más bueno que de malo”. Resaltó que los rocieros peregrinan “con una finalidad sobre todo religiosa, y mucho más cuando parece que el famoseo se ha retirado de la fiesta”. Subrayó que en El Rocío hay mucha enjundia religiosa.

Mons. Asenjo aludió también a las hermandades sevillanas indicando que “la vida de la Iglesia no se identifica formalmente con ellas”, al ser “mucha más amplia”. Se mostró favorable a estas instituciones a las que aseguró valorar y querer. Indicando que aprovecha su contacto cotidiano con los responsables y representantes de las hermandades, para trasladarles “la identidad genuina de las hermandades”, que según precisó pasa por “el camino de la vida cristiana, el crecimiento espiritual, el servicio a los pobres y la formación” religiosa, entre otros aspectos.

Celebración del 25 aniversario de la visita a Sevilla de San Juan Pablo II

Mons. Asenjo informó de algunas de las celebraciones previstas con motivo del 25 aniversario de la visita a Sevilla de San Juan Pablo II con motivo de la clausura del Congreso Eucarístico Internacional celebrado en 1993.  Explicó que la tarde anterior a la procesión del Corpus se expondrán en la Catedral de Sevilla diversos enseres utilizados en su visita a Sevilla -ajuar litúrgico, mobiliario, fotografías y también un video homenaje-. Al día siguiente en su homilía del Corpus se referirá a las enseñanzas sobre la Eucaristía del Santo, indicando que al finalizar la procesión se dirigirá con las autoridades al monumento que se erigió en la plaza de la Virgen de los Reyes para hacer una ofrenda floral después de que la Coral Polifónica de la Catedral interprete el himno del Congreso Eucarístico Internacional “Cristo, luz de los pueblos”.

Compartió también que a finales de mayo se inaugurará una muestra fotográfica de la presencia del San Juan Pablo II en Sevilla con imágenes de EFE en la sede de Cajasol en la plaza de San Francisco.

Para finalizar el Arzobispo de Sevilla resaltó la importancia que tiene para los cristianos el “aspirar a ser santos, a hacer la voluntad de Dios” en la realidad de la vida ordinaria haciendo lo que tenemos que hacer en nuestra vida familia, profesional, social…

Finalizó esta nueva sesión de Diálogos sobre Sevilla con el agradecimiento del director general de CEU Andalucía, Juan Carlos Hernández Buades, a todos los presentes.

DSC_6303